Mira

Introducción (te marcaré el siguente punto en negrita para que tengas fácil acceso si prefieres saltarte esto. Baja, baja, baja. Pone MATERIA, en mayúscula y negrita)

Cuando somos niños, creo que todos somos antropólogosociólogos natos. Acercarse al compi de juego con la curiosidad de conocer qué hace y aprenderlo, aplicarlo o no, como lo que dejemos en, será construcción propia, pero en principio, acercarse y conocer.

Posiblemente (másseguroquequé!) fuera la personita más tímida de toda la calle, pero por contra, tenía cierta habilidad para servir de bienvenida y vínculo entre los ‘autóctonos’ y los ‘foráneos’. ¡Cómo no dar el paso de preguntar cuando tenían tanto que enseñar de cómo era que llegaban de otros lugares, cómo eran esos lugares, qué hacían en ellos!

También era cierto que volvían a marchar, a otro sitio o al mismo de la procedencia inicial.

Rosa y Jose pasaban todos los veranos una temporada en el pueblo (venían de Catalunya). Era curioso ver que, aunque repetían, los primeros días siempre era vencer de nuevo no sé qué tipo de barrera comunal. Pero la salvábamos y se disfrutaba el verano que compartíamos.

Ángeles llegó de Cádiz y hablar con ella era el juego de la lengua aplicado. “Dice usted y usas el verbo en tú!” y de ahí a narrarte otros contrasttes que daban brillo a lo nuevo que aprendías.

Y Marisa, (motivo principal de esta introducción, nexo).Desde un pueblo de Madrid, raíces norteñas, vertiente cantábrica, y paso por Sevilla. Hablaba y te hacía viajar por toda la península. Ahora no nos sorprende que los críos aprendan inglés desde la escuela infantil, pero en la generación del 7 en decena, hasta sexto de EGB no había contacto extranjero, y el reciclado del profesorado para esa labor, lo vivimos en pleno procesarse. Esto es, no siempre sabía mucho inglés quien nos estaba enseñando. Era lo que había.

Tenía curiosidad y ganas de aprender inglés antes de sexto, así que, buscar, leer, libro y diccionario convertidos en amigos siameses.  Escuchar música, mucha música. Y en ésas llegó Marisa, un año mayor, ¡y ya sabía inglés! En donde vivía antes se empezaba antes, y además, como solían viajar mucho, habían considerado positivo que ella lo aprendiera. Ese curso, la libreta que se sumó a los siameses libroydiccionario, se llenó de enseñanzas en primera mano tomadas gracias a Marisamaestra y compañera de juegos fuera del edificio escuela.

Con el francés sucede igual. Ahora no nos extraña que los jóvenes estudien ambas lenguas en los institutos, pero en anteriores etapas, eras de inglés o de francés, incluso en un tiempo, el francés directamente desapareció.

Pues, hay un truco muy sencillo. Tan sencillo como elegir un contexto, porque las lenguas al fin y al cabo, basan en comunicar. Si eliges un contexto que más o menos conozcas, aproximadamente, leerás situado en él, y poco a poco, el vocabulario se hace en ti. Incluso luego puedes salirte de ese contexto y viajar por otros, pero para empezar, [como truco, eh! por si sirve para alguien], elegir un contexto y leer y escuchar.

Yo he elegido la fotografía, entre otros, pero aquí, en esta serie, el nexo anecdotario es la fotografía. ¿Por qué? Porque de fotografía aprendes también mirando mucho. Qué hacen otros, qué hicieron antes, cómo era el contexto histórico y social, cómo se refleja en una imagen, tanto ese entorno como el individual y particular del fotógrafo…

Así pues, nexo. Fotografía e idiomas.

L’Oeil ofrece la posibilidad de leer en francés. Usas el truquillo del contexto e introduces un algo divertido más. Si  has de traducir para saber si te enteraste, primero lo haces al inglés, así vas practicando ambos. Esto, ya sé que no va a dar título oficial de ninguna entidad, pero sí garantizo cierto gustito cuando un día lees y descubres que todo lo entendiste sin saber cómo, pero entendiste.

MATERIA

(Cumplida palabra, colocada en negrita para poder saltarse toda la intro.)

Maravillas a compartir: Serán cinco. Cinco autores encontrados que tal vez puedan interesarte.

Mención al lugar donde los encontré (siempre presente dirigir a dónde por si quieres moverte por libre allí) L’oeil en esta ocasión. Hay edición francesa e inglesa. Puedes elegir.

Nombres:

Stéphanie Buret.

Delicia.

Su Página con Su Hacer.

Un poco para tus ojos a modo de aperitivo, pero el plato fuerte, Ella.

 

Christian Ramade.

Sorpresa! PaseaMusea! y lo hizo hace tiempo.

Su página con Su Hacer.

Un poco para tus ojos a modo de aperitivo, pero el plato fuerte, Él.

 

Dolorés Marat.

Voz en voz y voz en su mirada.

Su página con Su Hacer.

Un poco a modo de aperitivo para tus ojos, pero el plato fuerte, Ella.

 

Chris Tuff.

Noir & Blanc de modo especial (opinión subjetiva)

Su página con Su Hacer

Un poco a modo de aperitivo para tus ojos, pero el plato fuerte, Él.

 

Sophie le Roux.

Una foto con una foto lejana de una de sus manos en exposición, imán.

Su página con Su Hacer.

Un poco para tus ojos a modo de aperitivo, pero el plato fuerte, Ella (y se come con las manos! 😉 )

 

*A todos volveré, seguro jejeje pero hay algo que sirve de prueba de cómo es que mirando, como leyendo en otro idioma, algo va quedando. El ojo deja en memoria y la memoria conecta miradas. Ayer aluciné mirando una fotografía de Tuff, porque sabía que había mirado a un autor ‘clásico’… y ya verás, ya verás qué gustito! pero eso, quizás, otro día, en otra ocasión.

*Imagen cabezera, de Paul Nougé. Adoro esa imagen suya. Se la pillo ‘prestada’

Anuncios

Un comentario en “Mira

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s