Poesía Obrera

poesiaobrera cuento infantil

Érase una vez un viaje en carretera. Rabillo ojo derecho recoge una veleta. Y buscar la siguiente entrada a la localidad, recorrer calles en desandar la carretera para poder parar y tomar nota del cuento infantil que la poesía obrera, ayudada de la privada, escribieron en tras las líneas continuas que delimitan el arcén y pueblan las cunetas. Veleta y cuneta, rima de poesía obrera. De aparcar y quitarse el sombrero! Aunque sea una hora de alta temperatura y arañan las piernas los ramajes secos. Aparcar, caminar, enfocar e intentar ser fiel a lo leído desde el volante. A la salud de los poetas, veletas y cunetas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s